La industria conservera en España nace unas 3 décadas después de que se creará la primera conserva en el mundo. Recordemos que en 1810 el investigador Nicolás Appert de nacionalidad francesa, descubrió la técnica para conservar los alimentos colocándolos en recipientes cerrados herméticamente.

En sus inicios las conservas se colocaban en envases de vidrio, pero será  Peter Durand quien apostará algo más innovador, dará origen a las latas de conserva, al usar latas de hojalata para almacenar estos alimentos. Las conservas llegarán a España en 1840, pero, todo será cuestión de azar, ya que, la causa de la llegada de la conserva a España será el naufragio de un barco francés frente a Finisterre.

La conservación de los alimentos en España, antes de 1840

En Galicia, antes de la llegada de la conserva, se usaban otros métodos para conservar los alimentos, el ahumado de las sardinas o la salazón eran los más implementados. Gracias al naufragio del barco francés, en Galicia se darán los primeros pasos para crear la primera fábrica de conservas española.

La industria conservera en España da sus primeros pasos

Como te hemos comentado, todo fue cuestión de azar, los franceses se desplazaron hasta las costas de Galicia en la búsqueda de sardinas, ya que, en las costas de Francia los bancos de sardina habían desaparecido.  Durante todo este proceso ocurre el naufragio de un barco francés, frente a Finisterre, en 1840, y un año después, la primera fábrica de conservas de España ya se estaba formando.

  • 8 años después de este acontecimiento en La Rioja se creará la prima instalación de conservas vegetales.
  • Para la segunda mitad del siglo XIX la almadraba de atún destacará gracias a la aplicación conservera de sus productos.
  • En Galicia el desarrollo de la industria conservera se llevará a cabo en 1880, debido a que los franceses necesitaban más bancos de sardina, y Galicia ofrece esto, además de mano de obra que sabe cómo trabajarla. Así los franceses crearán factorías en Galicia y en Portugal.

Las formas tradicionales de conserva utilizadas en la cocina española son:

  • Salazón, se lleva a cabo el secado del producto en cuestión, usando sal, la sardina, el jamón, o el bacalao son algunos de los que se pueden conservar con este método.
  • Orza, se lleva a cabo la inmersión del producto en grasa animal.
  • Encurtidos, ejemplo de esto es lo que se realiza con las aceitunas para conservarlas.

Actualmente España es uno de los primeros productores de conservas y exportadores de la misma. Las conservas españolas gozan de un increíble reconocimiento mundial.