Con la producción de alimentos en mayor cantidad, el hombre primitivo se vio en la necesidad de crear formas de almacenar sus alimentos, así es como surgieron los empaques primitivos. En general eran de hoja, piel, pero, con el paso del tiempo y luego con la llegada de la revolución industrial, estos se fueron modernizando.

Hoy se usan latas, plástico, vidrio, para envasar todo tipo de alimentos, y además se cuenta con máquinas que permiten alargar la vida útil de los alimentos. Por ejemplo, las máquinas envasadoras al vacío, sin lugar a dudas este tipo de maquinarias revolucionaron el sector alimentario.

Historia de las máquinas envasadoras al vacío

A lo largo de la historia, las maquinarias han surgido para dar respuesta a una problemática presente. En el caso de las envasadoras al vacío, se buscaba alargar la vida útil de los alimentos y evitar las enfermedades que podían originarse por el consumo de alimentos mal almacenados.

El origen de las envasadoras al vacío data de 1810, el autor de tan maravilloso inventó fue Nicolás-François Appert, quien además de ser cocinero era el creador de la primera fábrica de conservas.

Blaise Pascal y de Galileo, fue en estos que François basó su estudio para crear el primer método de preservación hermético, que garantizaba alargar la duración de los alimentos. El primer proceso de envasado hermético consistía en realizar un sellado hermético y luego un calentamiento del producto, es por eso que en ese momento se conocía como envasado al vacío con calor.

Hans Christian, es el inventor a quien se le deben las máquinas envasadoras al vacío que aun continúan vigentes, por supuesto, con ciertas modificaciones. Esto fue en 1984, pero desde ese momento las máquinas envasadoras al vacío han presentado ciertos cambios, orientados al perfeccionamiento del sistema por supuesto.

¿Qué tipo de alimentos pueden envasarse al vacío?

En general casi cualquier alimento comestible puede ser envasado al vacío, carnes, verduras, solo se debe asegurar que el alimento en cuestión sea congelado con anticipación.

El gran beneficio que ofrece el sistema de envasado al vacío es que, los alimentos empacados con este proceso tienen una mayor conservación, y se mantiene su sabor, olor, y color.

Las máquinas llenadoras y cerradoras al vacío han revolucionado el sector industrial.  El sistema de envasado al vacío ha permitido el disfrute de alimentos que pueden ser almacenados por mayor tiempo.