Somme, el líder mundial en fabricación de cerradoras de latas, tiene un proceso de fabricación de dichas cerradoras, muy minucioso. Cada una de estas es fabricada a mano, profesionalismo, compromiso, y la habilidad de los mejores montadores, se unen para dar lugar a la excelencia de estas máquinas cerradoras.

La empresa cuenta con diversos modelos de máquinas cerradoras, y por supuesto, que la cada una ser única, su proceso de fabricación tiene algunos pasos distintivos. Pero, para que tengas una idea de todo el proceso que implica fabricar una máquina cerradora Somme, te explicaremos el proceso de uno de sus modelos más populares, la Master 440.

¿Cómo se fabrican las máquinas cerradoras Somme?

  1. Pedido de las piezas:

Para comenzar con el proceso de fabricación de una cerradora, se hace la petición de las piezas. Se usan dos tipos de piezas:

-Las de diseño personalizado, que son elaboradas por JK Somme y demás talleres asociados.

-Comerciales, Estas son suministradas por fabricantes de primera clase, entre este tipo de piezas se encuentran los rodamientos, los cilindros neumáticos, entre otros.

  1. Inspección de piezas y montaje de grupo

Una vez que se cuenta con el conjunto de piezas necesarias, se lleva a cabo la inspección de las mismas, para garantizar la calidad de estas. Aprobada la inspección, todas las piezas se trasladan a la planta de ensamblaje, donde serán ensamblados los 25 subconjuntos de piezas.

  1. Montaje Final

Cuando se terminan de ensamblar todos los subconjuntos, se procede al ensamblaje de todos juntos. Dicho ensamblaje se lleva a cabo en el bastidor de la máquina, en este paso el control de fabricación es clave, ya que, permite verificar que haya concentricidad entre el cabezal del cierre y el platillo elevador.

Cuando dicha prueba se ha superado, es momento de instalar el cuadro eléctrico.

  1. Instalación del formato y pruebas de cierre

Los pasos anteriores se repite en el ensamblaje de cada máquina cerradora Somme. Pero, es en este momento, donde se lleva a cabo el paso que marca la diferencia en cada máquina.

Cuando se habla del formato, se hace referencia al conjunto de piezas que son fabricadas con el objetivo de que puedan cerrar latas específicas. Placas de cierre, ruedas de cierre, garras de sujeción, disco copiador, son algunas de las piezas que conforman el formato. Una vez que el formato se realiza según diseño, es instalado en la máquina, para luego realizarse la prueba de cierre.

En las pruebas de cierre, se usan latas vacías que el mismo cliente ha facilitado, se usan en promedio unas 300 latas.  En el proceso se hacen los ajuste pertienentes para lograr la calidad de funcionamiento que caracteriza las máquinas Cerradoras de Somme.

  1. Prueba de funcionamiento sin producto

Para terminar el proceso de fabricación de una cerradora de lata Somme, se hace la prueba final de marcha. Dicha prueba consiste en que la máquina funcione durante 24 horas a velocidad media, sin ningún tipo de interrupción.

Una vez aprobada la prueba final, la máquina cerradora de lata está lista para ser llevada hasta la empresa del cliente. En  general el tiempo de fabricación de una cerradora de lata Somme es de unos 5 meses.