Los productos enlatados cada vez ganan mayor popularidad, debido a sus múltiples utilidades, por un lado representan una alternativa rápida cuando no se tiene mucho tiempo para preparar alguna otra comida y por el otro, son perfectos para poder disfrutar todo el año de alimentos que pueden cosecharse solo por temporadas.

Quizás conoces muchos datos sobre las latas de conserva, como el material de la lata, duración y más, pero, ¿algunas vez has querido saber cómo se lleva a cabo el proceso de enlatado?, si la respuesta es sí, a continuación te explicaremos el procedimiento en detalle.

Pasos para enlatar frutas y vegetales

Debes saber que el procedimiento de enlatado de alimentos varía de acuerdo al tipo de alimento a enlatar, en el caso específico de las frutas y vegetales el proceso es el siguiente:

Clasificación de la materia prima

Para lograr una conserva de mayor calidad, el proceso de selección ha de ser minucioso, se deben escoger las frutas y vegetales más frescas.

Proceso de lavado

El objetivo de este proceso es eliminar todo rastro de suciedad que pueda haber en estos alimentos, así como eliminar las bacterias que puedan obtener de la tierra. También se aprovecha para retirar tallos, hojas, piedras y más.

Algo clave en todo esto es someter a las frutas y verduras a procesos de limpieza en los que se eliminen fungicidas que puedan comprometer la calidad del alimento.

Selección

En este proceso de selección no se considera la calidad como en el primer paso, sino el tamaño de la fruta o vegetal, esto para obtener un mayor rendimiento.

Preparación

En su mayoría las frutas y verduras deben ser sometidas a un proceso previo de preparación para ser enlatadas, en muy pocas circunstancias se enlatan sin prepararse. Este proceso incluye la eliminación de aquellas partes que no puedan comerse, el pelado, corte y hasta trituración.

Cuando se trata de pelado se utilizan diversos métodos, puede ser manual, o con el uso de máquinas que se encargan de retirar la piel, separar la pulpa y hasta cortar y triturar.

Precocción o escaldado

El objetivo de este es inactivar las encimas, así como eliminar gases, aire, sabores extraños, en general reduce la carga de microbios que puedan tener estos alimentos.

Limpieza y desinfección de latas

Esto es crucial si se busca conservar la integridad de los alimentos, se elimina todo material extraño, polvo, suciedad.

Llenado

En este paso se agregan los alimentos a las latas usando las máquinas llenadoras, también se agrega a las latas el líquido de cobertura, las opciones más comunes son salmuera, salsa, jarabe.

Eliminación del aire

Con este procedimiento se busca eliminar el aire para obtener un envasado al vacío, esto se logra pasando las latas a través de un túnel de vapor.

Cerrado

Las máquinas cerradoras de latas son clave en este proceso de enlatado de las conservas de frutas y vegetales, estas realizan el cierre hermético de las latas, de la eficiencia del cerrado dependerá la duración y la calidad del enlatado.

Tratamiento térmico

Con este se elimina todo rastro de microorganismos que haya podido quedar después de todos los procedimientos anteriores, para esto se aplica calor por un tiempo determinado.

Enfriamiento

Cuando el proceso de tratamiento térmico termina, comienza el de enfriamiento, para evitar que las temperaturas dañen la calidad del producto.

Cuarentena

Este es el proceso final del enlatado de frutas y verduras, en el mismo se utiliza la selección de algunas latas de conserva de manera aleatoria, luego se almacenan por unos 10 días a temperaturas que rondan los 37 y 55°, con el objetivo de analizar las características fisicoquímicas y organolépticas de los alimentos.