Las latas metálicas que hoy se usan frecuentemente para conservar alimentos, han tenido un origen bastante interesante. Y desde las primeras latas para conservas, los cambios que éstas han experimentado son muchos, ¿Quieres saber más al respecto?

Los cambios en la industria del envasado de alimentos han sido sorprendentes, te invitamos a que nos acompañes a conocer más sobre el tema.

Acerca de los primeros métodos para el embalaje de alimentos

El proceso de industrialización impulsó el uso del metal para el embalaje de alimentos, pero, tras la revolución francesa y norteamericana, los cambios en este ámbito serán cuantiosos. Tras estas, los métodos de embalaje comenzaron a modernizarse, algunos de los aspectos que demuestras su evolución son los siguientes:

  • A principios del siglo XX para la fabricación de los envases usados para los alimentos materiales como el hierro estañado, la cerámica y el vidrio eran frecuentes.
  • En 1830 se usaban latas de estaño para envasar y comercializar galletas e incluso pasteles.
  • Allan Taylor obtuvo en 1847 la patente sobre la primera máquina que será usada para el sellado de los extremos de las latas en forma cilíndrica.
  • Para 1875 se comenzarán a comercializar las primeras latas con forma cónica, su uso fue destinado para el enlatado de sardinas y carnes.
  • En la década de los 80 se conocerá la primera máquina automática utilizada para la fabricación de latas.

El siglo XX será clave para el envasado de metal

La evolución de las latas metálicas vendrá de la mano de las necesidades de los usuarios, la búsqueda de la satisfacción de dichas necesidades arrojará resultados que se pueden sintetizar con  los siguientes cambios:

  • En 1909 se comenzará a enlatar el atún, esto se llevará a cabo en EEUU, específicamente en la costa este.
  • El primer abre latas eléctrico se patentará en 1935.
  • En 1935 se comenzará a comercializar la cerveza en lata, Krueger será el encargado de esto.
  • Las latas de metal más duraderas serán comercializadas a partir de 1957.
  • La primera lata de bebida que traerá consigo una anilla para destapar se dará a conocer en 1962.

La sostenibilidad llega a las latas metálicas

En 1970 comenzará una nueva era para las latas metálicas, ya que, la clave será el reciclaje de estas. A partir de entonces el cuidado del ambiente, la sostenibilidad de las latas, será tomada en cuenta al momento de la fabricación de estas.

A raíz de esto, en 1980 el mercado del embalaje de alimentos será dominado por las latas de aluminio, debido a la sostenibilidad de dicho material.

Desde sus inicios, muchos materiales han sido usados para el embalaje de alimentos, hoy en día las latas para conservas siguen siendo producidas, pero, su material es más ecológico, sostenible y dichos alimentos son más saludables y duraderos, en resumidas cuentas, la evolución de las latas metálicas ha sido por el bien del consumidor y del planeta.