Archives for noviembre 2022

¿Qué son los recubrimientos de rulinas y para qué sirven?

¿Qué son los recubrimientos de rulinas y para qué sirven?

Las máquinas cerradoras de latas que se usan en la actualidad son más rápidas, precisas e incluso duraderas, si se comparan con las que se usaban hace algunos años.

Esto se debe a que los materiales usados en el proceso de fabricación de las máquinas cerradoras son de mayor calidad.

Por ejemplo, en el caso de las rulinas, a través del uso de los recubrimientos se logró aumentar la eficiencia y durabilidad de las mismas. Haciéndolas más eficientes y duraderas que las que se usaban hace algunos años.

¿Qué es el recubrimiento de rulinas?

El recubrimiento de rulinas consiste en un tratamiento que se realiza para recubrir las piezas en cuestión, es decir, las rulinas, con nitruro de titanio.

En un principio las rulinas y otras piezas de las máquinas cerradoras eran construidas en acero y se hacía uso de una gran cantidad de cromo. Con el tratamiento con nitruro de titanio, se busca que estas piezas, además de más ligeras, tengan una mayor duración.

¿Para qué sirve el recubrimiento de las rulinas?

Para obtener el recubrimiento con nitruro de titanio, se debe fundir el titanio. Se trata de un material metálico que se ha usado durante mucho tiempo para obtener aleaciones que no solo puedan ser muy ligeras, sino que también seas resistentes, duraderas.

Con el recubrimiento de las rulinas se busca que estas tengan una mayor resistencia a la corrosión por ejemplo, y que demuestren una excelente resistencias mecánica.

  • El recubrimiento que se aplica sobre las rulinas es de un grosor de 3 micras.
  • Con el este tratamiento se logra que el acabado superficial de las piezas sea de mayor calidad.
  • La vida de los componentes, como las rulinas en este caso, a las que se aplica este recubrimiento, mejorará considerablemente. Incluso se habla de un aumento de tres veces la vida útil en comparación con las rulinas que no cuentan con recubrimiento.
  • Y finalmente, con el tratamiento en cuestión se aumentará la dureza de cada pieza.

¿Qué son las rulinas de cierre?

Con el nombre de rulinas se denomina a las piezas de las cerradoras de latas que se encargan de concretar el proceso de sellado de una lata. Esto gracias a que deforman el metal de la lata, para lograr que la tapa y el cuerpo de esta se configuren, enlazándose, logrando el sellado hermético tan característico.

Las rulinas son de dos tipos, por un lado están las rulinas de primera operación y por el otro se encuentran las de segunda operación.

  • Las rulinas de primera operación son las que permiten la formación de los ganchos y facilitan el proceso de enlazamiento. Esta es la más importante de las rulinas, sin ellas no sería posible realizar un correcto proceso de cierre de las latas.
  • Por su parte, las rulinas de segunda operación, cuyo objetivo es aplastar los ganchos entre sí, logrando que la lata quede completamente sellada. Estas se consideran menos importantes que las de primera operación.

Características generales sobre las rulinas

Como comentábamos, hay dos tipos de rulinas, algunas características generales que es importante conocer son:

  • En el mercado pueden encontrarse diversos tipos de rulina, el diseño entre estas es variado, por lo general se escogen en función al cierre que se pretenda lograr en la lata, o al material de la misma.
  • Una de las zonas más críticas en estas piezas es la garganta, en el caso de las rulinas de primera operación, será la encargada de actuar en el ala de la tapa de la lata. Básicamente lo que hace es enrollar esta parte de la lata, en el cuerpo de la misma.
  • En las rulinas de segunda operación también es la garganta la zona crítica, pero en este caso actuará sobre los ganchos que se generan con la actuación de la rulina de primera operación.

Funcionamiento de las rulinas en el proceso de cerrado

Si aún no te ha quedado claro la función de las rulinas, deja que te lo expliquemos de una forma más sencilla:

  1. Todo comienza con la llegada de la lata o envase a cerrar al plato de compresión de la cerradora.
  2. Cuando esto pasa, el mandril se encajará sobre la tapa de la lata.
  3. Tras esto comenzará la función de las rulinas, la de primera operación comenzará doblando parte del bote y de la tapa, para crear los ganchos que ayudarán a que el proceso de cierre se realice.
  4. Hecho lo anterior, las rulinas de segunda operación procederán a comprimir los ganchos creados por la rulina de primera operación, y listo, la lata quedará sellada.

En resumidas cuentas las rulinas son parte esencial del proceso de cierre de las latas de conserva y de funcionamiento de las cerradoras de lata. Cuando estas cuentan con un recubrimiento, son muy resistentes, trabajarán con mayor efectividad, generando menores pérdidas a la empresa.

Leer más
Beneficios de la conservación en lata en alimentos

Beneficios de la conservación en lata en alimentos

En cualquier estantería de supermercados encontrarás una variedad de alimentos enlatados y de seguro muchos de estos forman parte de tu despensa.

Y es que los alimentos en lata no solo son beneficiosos por el hecho de que no requieren de refrigeración y tienen una duración extensa, sino que además aportan una variedad de beneficios a quienes los consumen, de los cuales te daremos detalles.

Ventajas de los alimentos enlatados

Los alimentos enlatados son parte esencial de la alimentación de los españoles, gracias a su practicidad. Y es que en su mayoría estos viven un ritmo de vida acelerado, por lo que contar con alimentos en lata les ayudará a preparar un platillo rápido, sin que deje de ser nutritivo.

Algunas de las ventajas que la conservación en lata gartantiza a los distintos alimentos son:

1. Las propiedades no se alteran

Los alimentos enlatados conservan sus propiedades nutritivas por mucho más tiempo, la razón de esto es que mientras se fabrican las conservas en lata, se someten a procedimientos que ayudan a que el deterioro orgánico de los alimentos se detenga.

2. Los alimentos enlatados son saludables

El hecho de que conserven sus propiedades nutritivas convierten las conservas en lata en un alimento saludable. Todas las vitaminas, minerales y las proteínas de estos alimentos permanecen intactas.

3. La fecha de caducidad es extensa

Algunos alimentos enlatados pueden durar hasta 5 años, esto garantiza que tengas una despensa surtida continuamente. En las conservas en lata se establece la fecha de vencimiento de los alimentos, no obstante debes saber que se trata del período de consumo óptimo.

Pero no impide que tras dicha fecha la conserva en lata no pueda consumirse, solo debes asegurarte de que su color, olor y sabor no esté alterado.

4. Pueden almacenarse con facilidad

Las conservas en lata se pueden apilar unas sobre otras sin ocupar demasiado espacio en la despensa. Podrás optimizar el uso del espacio y mantener tu despensa surtida y organizada en todo momento, además de que tendrás acceso a los mejores alimentos cuando lo desees.

5. No requieren de refrigeración

Los alimentos enlatados no dependen del servicio eléctrico para su conservación, porque no necesitan refrigerarse, podrás tenerlas en tu despensa por mucho tiempo, que no te preocupe el hecho de que las temperaturas no sean bajas, estos se conservarán.

Consejos a tener en cuenta antes de consumir conservas en lata

Las conservas en lata son saludables, duraderas y fáciles de almacenar, esto ha quedado claro, pero algo que también debes saber es que antes de su consumo, deben tomarse ciertas precauciones, considerarse algunos aspectos, por ejemplo:

  • Antes de adquirir cualquier conserva en lata deberás leer la etiqueta, de esta forma podrás saber a ciencia cierta cuáles son los componentes y aditivos que puede tener.

También podrás saber si tiene un alto contenido de sal o de grasa, en caso de que estés buscando alimentos que tengan un bajo contenido de esto.

  • Siempre adquiere las conservas en lata que estén en excelentes condiciones, es decir, que no tengan abolladuras, especialmente nunca obtengas latas de conserva en las que el sellado haya sido comprometido por cualquier factor.
  • Si al abrir la conserva esta suelta mucho aire o vapor, lo mejor es que no la consumas, ya que, esto puede ser un indicio de que está en mal estado.
  • Aunque como ya comentamos, las conservas en lata no requieren de refrigeración, siempre asegúrate de que la despensa esté seca y que las temperaturas no sea muy elevadas.
  • Cuando abras la lata de conserva, si no consumes todo su contenido, no lo guardes en la nevera en la misma lata, en su lugar usa otro envase, de cristal preferiblemente y conserva el alimento en el frigorífico,

¿Cuáles son las conservas en lata que se consumen con mayor frecuencia?

Aunque las personas continuamente consumen todo tipo de conservas en lata, algunas se compran con mayor frecuencia, por ejemplo:

  1. Conservas de pescado: este puede tener el mismo contenido nutricional que el pescado natural, aunque siempre aconsejamos su consumo con moderación, todos los excesos son perjudiciales. Al comprar este tipo de conservas, asegúrate de que sea en aceite natural, de esta forma será más nutritiva.
  2. Conservas de verduras: desde zanahorias, hasta alcachofas, champiñones y hasta espárragos, hay una variedad de conservas de verduras que podrás adquirir. Estas podrán ser el complemento perfecto para cualquier platillo, son muy saludables.
  3. Conservas de legumbres: estas son una alternativa a las legumbres naturales, pero te recomendamos especialmente aquellas en las que el contenido líquido está compuesto solo por agua y sal.

Pero si llegases a adquirir alguna de estas conservas que tienen aditivos en exceso, podrás enjugarlas antes de su consumo.

Los alimentos enlatados, gracias a su conservación, garantizan que los nutrientes estarán intactos con el paso del tiempo, por eso siempre serán una excelente alternativa para cualquier comida.

Leer más