Archives for agosto 2022

Eficiencia energética en la maquinaria industrial

Eficiencia energética en la maquinaria industrial

La eficiencia energética es un tema que ha estado en boca de todos en las últimas décadas, no solo en el ámbito doméstico, sino también industrial.

Y es que la energía es cada vez más costosa y también lo es el suministro de gas, por lo que se hace imprescindible lograr la eficiencia energética en cualquiera sector.

Son muchos los factores los que intervienen en el ámbito de la eficiencia energética, pero antes de contarte algunos detalles, te ayudaremos a comprender de qué va esto, es decir, qué es con exactitud la eficiencia energética.

¿En qué consiste la eficiencia energética?

Esto no es más que la optimización del uso de cualquier medio energético, con el objetivo de aprovechar al máximo tal energía, pero sin exceder su consumo. Es usar de una forma más eficiente la energía eléctrica o el gas, esto se ha convertido en algo fundamental en las sociedades actuales.

Aspectos claves de la eficiencia energética

Algunos de los puntos más destacados de la eficiencia energética son:

  1. Reducción de costes derivados de la factura energética

Para cualquier tipo de empresa no hay nada más importante que lograr reducir los costes, especialmente aquellos que se relacionan con el consumo energético.

Cuando se logra que el consumo energético sea menor y que por ende en coste final a pagar por cada factura se reduzca, se puede lograr una mayor rentabilidad, ya que, básicamente se abarata el proceso productivo, el resultado final serán productos más baratos.

  1. Se suma un grano de arena a la protección del medio ambiente

La eficiencia energética va más allá de un simple proceso de lograr que la producción industrial resulte más barata, a través de la diminución del consumo energético también se contribuye al cuidado del medio ambiente.

Eficiencia energética en la industria alimentaria

Una de las industrias más productivas es precisamente la alimentaria, ya que, el proceso productivo de esta industria está destinado a satisfacer las demandas alimenticias de toda la población.

Es precisamente esto lo que ha llevado a que esta industria tan productiva, también sea una de las principales en lo que respecta a consumo energético.

De hecho en España el 14% del consumo energético del país lo realiza esta industria.

Consumo energético en el proceso productivo de la industria alimenticia

En el proceso productivo de la industria alimenticia se llevan a cabo una serie de procesos que requieren más o menos consumo energético, conocer este detalle ayudará en el proceso de hacer los ajustes pertinentes hacia la transformación de una industria eficiente energéticamente.

Movilización de la materia prima

La materia prima llega hasta la industria a través de diversos medios de transporte que hacen uso de los combustibles fósiles. Y una vez en la industria, en la mayoría de los casos puede ser movilizada a través de caretillas u otros vehículos de carga y descarga, que hace uso de los mismos combustibles.

Proceso de lavada y selección de la materia prima

En esta fase de la industria alimenticia se lleva a cabo un elevado consumo de energía eléctrica. Esto se debe a que se hace uso de maquinaria eléctrica como: las cintas transportadoras, las bombas de recirculación, entre otros.

Preparado y limpieza

Al igual que en el caso anterior, también se genera un consumo eléctrico elevado, porque se utilizan máquinas como cortadoras, cepilladoras, entre otras.

Preparación de conservas

Cuando se trata de la industria conservera, el mayor consumo energético se lleva a cabo en las maquinarias de esterilización y de cocción, donde no solo se consume energía eléctrica, sino también térmica.

Envasado y etiquetado

En lo que respecta a esta fase también se hace uso de la energía eléctrica pero si se compara con las fases anteriores, dicho consumo es más reducido.

Estos son solo algunos de los procesos o etapas de producción de la industria alimentaria y como verás, en cada una la energía eléctrica es fundamental.

Hacia la eficiencia energética del sector industrial

Con las prácticas adecuadas, en el sector industrial se puede lograr desde un 10 hasta un 30% de disminución del consumo energético de la misma. Por supuesto, esto dependerá de muchos factores, desde la maquinaria requerida en la industria, hasta la tecnología que utilicen.

Algunas de las prácticas que se describen a continuación, ayudarán a acercase más al objetivo clave, que es hacer la industria alimenticia más eficiente.

  • Hacer uso de motores que sean más eficientes y evitar prácticas como arranques frecuentes o simultáneos, además de ofrecer a esta parte de las maquinarias un lubricado y cuidado general efectivo, permitirá dar un paso hacia la eficiencia energética.
  • En las fases en las que se haga uso de los sistemas de bombeo, además de decantarse por las bombas que sean más eficientes, se deben mantener las tuberías en las mejores condiciones, y hace uso de las bombas en las condiciones adecuadas.

Esto son solo algunos ejemplos de lo que se puede hacer para comenzar a encaminarse hacia una industria más eficiente. Cuando se hace un diagnóstico minucioso sobre el consumo energético de una industria en específico, se pueden ubicar esos puntos donde se puede producir un despilfarro energético para hacer las correcciones a tiempo.

Hasta el mantenimiento de la maquinaria juega un papel de gran importancia en la industria y su profeso de hacerla eficiente.

Leer más
La importancia de la industria conservera en nuestra sociedad

La importancia de la industria conservera en nuestra sociedad

Cuando surgen las primeras ideas de alimentos que pueden conservar sus propiedades durante meses, e incluso años, sin necesidad de refrigerarse, la forma en que las personas se alimentaban cambia por completo.

Hoy en día en casi cualquier hogar de España y del mundo, las personas incluyen las conservas en su alimentación diaria. En especial dada la versatilidad de estos alimentos, con los que se pueden preparar una variedad de recetas.

Pero la importancia de la industria conservera va más allá de que se han convertido en alimentos claves, esta industria también ha sido trascendental en el fortalecimiento de la economía de España.

¿Por qué la industria conservera es tan importante en la sociedad?

Desde la forma de comercializar, distribuir y hasta de almacenar los alimentos, con el surgimiento y fortalecimiento de la industria conservera todo comenzó a cambiar.

La industria conservera se caracteriza por ser de las más modernas y simplificó la vida de muchas personas, además de que generó y sigue generando importantes fuentes de empleo.

En Europa, España tiene un papel protagónico en la industria de la conserva, en promedio el 50% de las conservas de pescados y maricos comercializadas en Europa, provienen de España. Y al menos el 7% de la industria alimentaria española está representada por la industria de conservas vegetales.

Todo esto no es más que una muestra de lo trascendental que ha resultado esta industria en el país y en Europa. Es una industria que constantemente está innovando, perfeccionando la calidad de los procesos productivos, usando envases más resistentes.

En resumidas cuentas, la industria conservera se adapta a la sociedad actual por eso desde su surgimiento, solo ha crecido constantemente.

La industria conservera es un importante motor económico y social

En España el sector conservero tiene una gran importancia, ha sido uno de los más sólidos y ha permitido que miles de hombres y mujeres tengan un trabajo estable.

Esta industria ha ganado reconocimiento a nivel mundial, como ya hemos hecho énfasis y parte de la producción de las conservas de calidad que hoy en día se comercializan, se debe al uso de las mejores maquinarias, con sello nacional, como las fabricadas en Fanser.

Todas las industrias conserveras que se han desarrollado en el país lo han hecho bajo la premisa de impulsar el desarrollo local en primer lugar, contribuyendo a una mayor estabilidad económica en la provincia y luego impulsando el avance económico del país, a través de la exportación de su marca.

Aumento del consumo de conservas en todo el territorio

Los productos conserveros son parte clave de la alimentación de los españoles, el consumo de las distintas conservas fabricadas en el país está en aumento.

Y es que, cómo no decantarse por unas conservas cuando son productos que pueden almacenarse por largos períodos de tiempo y sus propiedades e incluso el sabor, se mantienen intactos.

Galicia vendría siendo el principal productor de conservas en todo el territorio español, las conservas Gallegas han comenzado a tener reconocimiento en diversos rincones del mundo. Pero Murcia también es una de las regiones de mayor renombre cuando se trata de la exportación de conservas y zumos.

En promedio el 50% de los productos conserveros que son producidos en España, se consumen en el territorio, esto es una muestra de la importancia de dichos productos en la dieta de los ciudadanos.

Internacionalización de la industria conservera

España sigue teniendo como eje el impulso a nivel internacional de la industria conservera, la calidad y la variedad de los productos han marcado la diferencia, hoy se producen conservas de:

  • Pescados y mariscos: Sardinas y Anchoas, Atún, Caballa y Bonito, Mejillones
  • Vegetales: Verduras y Legumbres, Tomates Fritos y Triturados, Frutas en Almíbar.
  • Frutas: Dulces de membrillo y frutas, Fruta confitada y compotas, Aceitunas y encurtidos.

El crecimiento, la innovación y avance de la industria conservera, continúa, adaptándose a las nuevas necesidades de los españoles.

Leer más