Archives for abril 2022

Detalles de interés sobre las cerradoras de latas y su funcionamiento

Detalles de interés sobre las cerradoras de latas y su funcionamiento

Las latas se han convertido en los envases más eficientes para conservar bebidas y alimentos por más tiempo y el proceso de envasado de bebidas y conservas en estos contenedores no sería tan sencillo hoy en día de no ser por las cerradoras de latas.

La definición general de una cerradora de lata es que se trata de una máquina que permite que las tapas de los envases de lata, sean selladas al cuerpo de la lata, herméticamente. Si echas un vistazo a los anaqueles de las tiendas o supermercados a las que acudes, notarás que las latas varían en forma y tamaño.

Es precisamente por estas variaciones que también los cerradores de latas varían, realizando procesos de cierre variados, a bote parado, giratoria y más.

¿Cómo funcionan las cerradoras de latas?

Para que las máquinas cerradoras de latas lleven a cabo el cerrado de la lata, deben someterse a un proceso de compresión entre las partes, esto permitirá que se produzca una especie de gancho, lo que garantizado el sellado hermético entre el cuerpo de la lata y su tapa.

¿Cuáles son las fases del cerrado de las latas?

De manera resumida el proceso de cierre de una lata de conserva se puede llevar a cabo en tres pasos o fases:

  1. La lata se ubica en el denominado plato de comprensión, luego de esto la parte llamada mandril será encajada encima de la tapa.
  2. Las capas del cuerpo de la lata y de la tapa de esta serán dobladas por las rulinas de primera operación.
  3. Finalmente entran en acción las llamadas rulinas de segunda operación, la función de estas será llevar a cabo el proceso de comprensión y planchado para culminar el sellado de la lata.

Conocer cada una de las partes de una cerradora de latas, permite comprender con mayor facilidad el proceso de cerrado de este tipo de envases.

¿Cuáles son los tipos de cierre de las latas y en qué se diferencian?

Existen dos tipos de cierres de las latas de conserva, por un lado está el sellado a lata giratoria y por el otro el sellado a lata parada.

  • En el cierre a lata giratoria el plato de comprensión se encargará de hacer que la lata gire, mientras que las rulinas no se moverán, haciendo el proceso de cierre.
  • Por su parte en el proceso de cerrado a lata parada, la lata como su nombre lo indica, permanece estática, en este caso las que se desplazan son las rulinas.

Además de la forma en que se lleva a cabo el proceso de sellado, algo que también diferencia ambos tipos de cierre de las latas es la velocidad. El cierre a lata giratoria es mucho más rápido, mientras que si lo que se busca es eficiencia, entonces el cierre a lata parada es mejor, ya que, no se someterá el producto a un proceso de centrifugado que comprometa su integridad.

Leer más
Relación entre la Calidad del agua y el deterioro de envases metálicos en la industria conservera

Relación entre la Calidad del agua y el deterioro de envases metálicos en la industria conservera

En la industria conservera el agua es un elemento clave, esta se usa para mantener la higiene de los alimentos, maquinarias y para el enjuague de las latas, además es usada para crear el líquido que se incluye en las latas de conserva, para generar vapor y para muchas otras actividades.

Debido a la importancia del agua en la producción de conservas en lata, la calidad de esta es fundamental, en especial cuando se trata de velar por la integridad de las latas usadas en el proceso.

Calidad del agua y deterioro de las latas

Las latas usadas en la industria conservera deben pasar por procesos de revisión exhaustivos, así se previenen problemas de contaminación, pérdida de hermeticidad, de esta forma se garantiza que se usen solo las latas que cumplan con las características de higiene y calidad en general.

  • Estas latas tiene una capa de barniz, pero, en ocasiones puede ocurrir un desbarnizado, cuando esto pasa y además se usa agua cuya calidad no es la mejor, esa que contiene cloro residual en exceso y ciertos iones metálicos, entonces la misma sufrirá procesos de corrosión que pondrán en riesgo la calidad del alimento enlatado.
  • Las latas son tratadas térmicamente cuando se introduce el alimento en estas y luego se utiliza agua para enfriarlas, en ambos casos el uso de agua de calidad es fundamental, es necesario que solo se use agua tratada, de lo contrario la conserva puede contaminarse con microorganismo a través de la infiltración.

Cuando se usa agua blanda que no tenga más de 50mg/l, se puede prevenir la aparición de manchas blancas calcáreas que pueden encontrarse en las tapas de algunos envases metálicos.

  • El agua usada debe cumplir con cierta cantidad de cloro residual, la adecuada es de 0,5 ppm, solo así se evitará la corrosión externa del envase.
  • Algunos procesos de enlatados utilizan procesos de pasteurización, en dicho proceso se utiliza agua y en estos casos será necesario garantizar el uso de aguas blandas, de esta forma se puede tener la certeza de que no ocurrirá corrosión galvánica de la lata.

En cada proceso de lavado o preparación, el agua usada en la industria conservera debe ser la idónea, por ejemplo, en el caso de las latas de conservas en aceite, el agua es calve para eliminar el exceso de aceite que quede fuera de la lata.

Cuando no se quita adecuadamente dicho exceso de aceite, la lata se manchará y también el etiquetado, para un lavado más efectivo es necesario hacer uso de agua, pero en combinación con un jabón neutro.

En conclusión, el agua es el elemento más importante, por eso garantizar su calidad a través del adecuado proceso de control de calidad, permitirá la producción de conservas en lata, aptas para el consumo, duraderas, de la mayor calidad.

Leer más
¿Por qué las conservas en lata pueden perder hermeticidad?

¿Por qué las conservas en lata pueden perder hermeticidad?

En la industria alimenticia es crucial contar con un Sistema de Gestión de Calidad, por ejemplo, en la industria conservera el objetivo de este sistema es velar porque los alimentos enlatados conserven su calidad, que la lata mantenga su hermeticidad y por supuesto garantizar el uso de latas de calidad.

De lo contrario los alimentos enlatados podrían presentar una alteración producto de la contaminación, que reducirá su vida útil y pondrá en riesgo la salud del consumidor.

Causas de la pérdida de hermeticidad de las latas de conserva

Los defectos de calidad en las latas de conserva son poco comunes, ya que, en las líneas hay detectores de cualquier tipo de imperfección en las latas, se trata de dispositivos capaces de detectar problemas en el proceso de sellado de la lata, tapas que se han desviado, perforaciones y más.

No obstante, si pueden presentarse algunas situaciones que comprometen la hermeticidad de la lata, generalmente se trata de factores externos, problemas de almacenaje, por ejemplo:

Hinchamiento por hidrógeno:

En las conservas acidas o de baja acidez es más común este tipo de problemas, cuando las conservas se almacenan por demasiado tiempo se genera corrosión interna en la lata, cuando en el estaño de la lata se producen ralladuras, la vida útil del alimento enlatado se reduce considerablemente.

Si bien el proceso de corrosión no generará daños graves en el alimento, si alterará sus cualidades organolépticas, porque pueden adquirir olores y sabores metálicos que no resultarán agradables al usuario.

Tratamiento térmico insuficiente en la lata

Una lata de conserva que no ha sido sometida al tratamiento térmico adecuado terminará por hincharse, esto se debe a que no serán destruidos todos los microorganismos, lo que derivará en la producción de gases que hincharán la lata.

Generalmente cuando ocurre una desviación de proceso, que consiste en una deficiencia del tratamiento térmico de las latas, el problema es detectado y se somete a revisión para garantizar que solo productos de calidad lleguen al consumidor.

Pero, cuando esto no es detectado, las latas pueden llegar a los anaqueles de comercios comprometiendo la salud de los consumidores y desatando una alerta sanitaria que llevará a la posterior recolección del lote involucrado, de allí la importancia de saber reconocer una lata de conservas en buen estado.

En resumidas cuentas, el proceso de enlatado de alimentos debe hacerse bajo estrictos procesos sanitarios, con un adecuado sistema de Gestión de calidad.

Las latas deben almacenarse adecuadamente, en ambientes secos, frescos, donde no estén en contacto con sustancias agresivas, antes de que los alimentos sean envasados en estas, también debe asegurarse el buen mantenimiento de las cerradoras de lata, así se garantiza la calidad de la conserva.

Leer más
¿Cuáles son los tipos de cerradoras de latas?

¿Cuáles son los tipos de cerradoras de latas?

Las conservas en lata, bebidas enlatadas y otra serie de alimentos que se almacenan en latas forman parte de la dieta de los españoles y de casi todas las personas del mundo, pero, estos no existirían sin las cerradoras o máquinas selladoras de latas.

Las cerradoras de latas son las que se encargan de cerrar herméticamente las latas, para mantener el contenido de estas en las mejores condiciones y garantizar su larga vida útil.

Tipos de cerradoras de latas

Las cerradoras de latas se clasifican según el tipo de proceso de sellado que lleven a cabo y también según el tipo de lata que sellen:

Cerradoras automáticas:

Estas cerradoras de latas son las más prácticas, ya que, para su funcionamiento no se requiere de ningún operador, esto debido a que todo el proceso de sellado de la lata es automatizado.

Básicamente solo sería necesario un operador para que coloque la tapa, pero, el proceso de sellado de las latas lo realiza completamente la máquina, sin intervención de operadores. En este tipo de selladoras se pueden cerrar tanto latas redondas como de cualquier otra forma, dependerá de la regulación de la máquina.

Cerradoras semi automáticas:

En estos casos si se requiere de un operador, pero, las cerradoras semiautomáticas reducen considerablemente los errores humanos, facilitando el proceso de sellado de las latas, haciéndolos más eficientes.

Cerradoras de latas al vacío:

Este tipo de cerradoras se utiliza cuando se desean productos de mayor duración y calidad, las máquinas se diseñan para garantizar que durante el proceso de sellado de la lata, se extraiga todo el aire dentro de estas, para luego hacer el sellado hermético, un cierre bajo vacío.

Con este tipo de sellado la inocuidad del alimento dentro de la lata está 100% garantizado.

Cerradoras de latas cilíndricas

Más que el proceso de sellado, lo que marca la diferencia en este tipo de cerradoras de latas es el hecho de que han sido diseñadas para sellar latas cuya forma es cilíndrica, que demás está decir son las más utilizadas en el mercado.

¿Qué tipos de cierres pueden realizar las cerradoras de lata?

Los tipos de sellado que cualquiera de las máquinas ya descritas pueden realizar son los siguientes:

  • Cierre a lata parada, en estos casos no girará la lata, sino las ruedas de cierre, estas se desplazarán alrededor de la lata mientras logran el sellado.
  • Cierre a lata giratoria, como su nombre hace referencia, en estos casos la lata si girará, mientras la lata de cierre está estática.
Leer más