Archives for junio 2021

¿Sabes cómo reciclar las latas de conservas?

¿Sabes cómo reciclar las latas de conservas?

Con el surgimiento de los alimentos enlatados, los hábitos alimenticios de personas de todo el mundo fueron cambiando. En casi cada alacena de cada hogar del mundo, hay al menos una lata de conserva.

Las latas en un principio eran de hojalata, pero, en la actualidad son elaboradas en otros materiales que también pueden reciclarse. Ya sea una lata de hojalata o de aluminio, el reciclaje de estas es importante, ¿sabes cómo reciclar las latas?, nosotros te estaremos explicando algunos detalles al respecto, pero, antes queremos que conozcas más sobre las características de las latas.

Características generales de las latas de conserva

Las latas de conserva que se conocen en la actualidad destacan por poseer características como las siguientes:

  • Son envases completamente reciclables.
  • Una lata de conserva es sana, un envase estéril y además seguro.
  • Las latas de conserva permiten conservar cada una de las propiedades de los alimentos que son enlatados.
  • La lata es un envase que no necesita congelación ni refrigeración, esto te permite ahorrar mucha energía.

En general las conservas enlatadas representan una increíble tecnología para la ayuda alimentaria, en especial para países en guerra o que atraviesen una hambruna, esto debido a que son de fácil transporte, almacenamiento, y son muy resistentes.

¿Cómo reciclar las latas de conserva?

Tanto el acero, como el aluminio, dos materiales que se utilizan en la fabricación de latas de conserva, pueden ser fundidos. Estos, al fundirse, pueden recuperar todas las propiedades, lo que facilita que puedan ser usados de forma ilimitada.

Es decir, cuando las latas de conserva se reciclan, luego son fundidas, y pueden convertirse en una nueva lata, o en cualquier otro material metálico de utilidad.

Si deseas contribuir al proceso de reciclaje de las latas de conserva, necesitas hacer algo tan simple como:

  • Separar las latas del resto de los residuos.
  • Depositar las latas de conserva en los envases amarillos, que son los específicos para el reciclaje de materiales de este tipo. Recuerda que los envases amarillos son para envases metálicos, envases plásticos, y briks.

Una vez que tu realizas este simple proceso de reciclar las latas de conserva, y se lleva a cabo al recogida de los mismos, son llevados a una planta destinada a la clasificación, en estas, a través del uso de un potente imán, el acero es separado del resto de los materiales, para luego ser fundido y finalmente reutilizado.

Leer más
Cuáles son los componentes de una máquina cerradora de latas

Cuáles son los componentes de una máquina cerradora de latas

Las máquinas cerradoras de latas son las utilizadas para facilitar la fijación de la tapa de la lata, al cuerpo de esta. Desde su invención, permitieron revolucionar el mercado de alimentos.

Cuando las latas fueron inventadas, la forma de almacenar comida se transforma, y con la industrialización del proceso a través del uso de las máquinas, las latas de conservas y bebidas pasan a formar parte esencial de la despensa de casi todas las familias.

Componentes que conforman una máquina cerradora de latas

Para que una máquina cerradora de latas lleve a cabo el proceso de sellado de las mismas, entran en juego una serie de componentes, de estos te estaremos hablando en adelante.

  • Rulina de cierre

Se trata de unos rodillos de gran dureza, además del nombre de rulinas de cierre, también se les conoce como  ruedas de cierre, carretillas, moletas. Estas piezas se montan en ejes que están provistos de cojinetes, sobre unos brazos que realizan un movimiento de aproximación y separación con respecto al mandril.

Las rulinas se encargan de girar sobre sus ejes una vez que entra en contacto con la tapa de la lata. Cada  tipo de cerradora de latas cuenta con al menos una rulina de cierre.

  • Rulina de primera operación

El objetivo de esta pieza es enrollar la hojalata del ala del fondo, con la pestaña del cuerpo de la lata. Esta logra que la pestaña en cuestión quede introducida en el ala de fondo. El resultado es un doble cierre que presenta una forma redondeada.

  • Rulina de segunda operación

Esta tiene la función de hacer la operación de acabado del proceso de cierre, presionando la tapa contra el mandril, así los ganchos que se han formado quedan completamente planos y además rectos.

  • Mandril

Se trata del plato superior ubicado en la cubeta del fondo, esta pieza, junto con el plato de compresión en el lado opuesto, permite que el envase se mantenga firme durante el proceso de cerrado. Básicamente esta pieza hace de yunque, sobre el que las rulinas harán presión, cuando estas curvan el ala y la pestaña mientras se forman los ganchos del cierre.

Según el tipo de cerradora, el mandril puede ser estático, o girar sobre su propio eje.

  • Plato de compresión

Esta pieza también se denomina plato base, es la que sirve de soporte para el envase, ayudando además a centrarlo en la posición adecuada para el cierre. La forma de esta dependerá de la base del envase a cerrar, va montado sobre su eje y de acuerdo al tipo de cerradora, este puede girar sobre su propio eje o mantenerse estático.

  • Expulsor

Consiste en una varilla con un disco pequeño en el extremo que emerge del centro del mandril. Realiza un movimiento vertical que se acciona a través de una leva, que además está presionado por un resorte. Esta pieza tiene una doble misión por un lado contribuye a mantener la tapa emplazada correctamente sobre el envase y por el otro separar y extraer el envase del mandril una vez que culmina el ciclo de cerrado.

  • Cabezal de cierre

Es una pieza vital en las cerradoras de latas, ya que, posee los elementos básicos que realizan el proceso de cerrado. Todos los mencionados anteriormente se ubican en el cabezal de cierre, a excepción del plato de compresión.

  • Alimentador de tapas

Su misión es tomar una a una las tapas de la pila que suministra la propia maquina, para luego transportarla hasta donde está el cuerpo del envase.

Cada una de estas piezas es esencial para que las máquinas cerradoras lleven a cabo la operación de cerrado de las latas.

Leer más
Historia de las latas de conserva

Historia de las latas de conserva

El origen más conocido de las latas de hojalata, usadas para conservar alimentos se remonta al año 1810, año en el que el inglés Peter Durán patentó estos recipientes, pero, la historia de estas latas es de muchos años antes. Desde su invención, hasta la actualidad, las latas metálicas han sufrido muchos cambios.

Precisamente sobre estos cambios queremos hablarte hoy, una vez que leas toda la información que tenemos para ti sobre la historia de las latas. Nunca volverás a ver igual los alimentos enlatados que tengas en casa.

Un poco de historia de las latas de conserva

  • En el año 1795, el Francés Nicolás Appert dio los primeros pasos para conservar alimentos en recipientes. Este usaba un tarro de cristal para colocar alimentos, que luego cerraba herméticamente y los hervía durante cierto tempo.  Así lograba matar los microorganismos, tal como en el año 1860 lo indicaba Pasteur.

De esta forma los alimentos se conservaban durante más tiempo, manteniendo su sabor intacto.

  • Philipe de Girard, también de nacionalidad Francesa se trasladó a Londres para explotar el invento de la conservación de alimentos, pero en este caso no usaría envases de cristal, sino recipientes de hojalata.
  • Las primeras latas eran fabricadas en hojalata desnuda, esto significa que no eran decoradas.  En la actualidad las latas son adaptadas  a los gustos de los usuarios, personalizadas, los colores y formas son diversos, lo que aumentó aun más la popularidad de estas.
  • Phillipe de Girard Se asociará con el Inglés Peter Durán, quien patentará el invento en 1810, será el mismo el que en 1811 venderá la patente al empresario Bryan Donkin, quien además de ser un destacado ingeniero, también era inventor.
  • Dos años después de comprar la patente, Donkin creará la primera fábrica de latas de conserva en el mundo.
  • Las primeras latas eran muy pesadas, y su apertura no era para nada una tarea sencilla. Se usaba un escoplo y un martillo para su apertura, de hecho así se indicaba en las instrucciones, pero, en 1850 llegarán los primeros abrelatas, en esta época las latas eran fabricadas más ligeras.
  • En 1870 William Lyman, quien era estadounidense inventará el abrelatas de rueda cortante, esto hizo más fácil que las latas de conserva tuvieran mayor presencia en casi todas las tiendas y despensas.

Las latas marcaron un hito en los hábitos alimenticios

Con el surgimiento de las latas de conserva, los hábitos alimenticos de las personas de todo el mundo se transformarán, de hecho, los primeros beneficiados en un principio fueron los ejércitos británicos y franceses. Las latas fueron la respuesta para el almacenaje, conservación y traslado de alimentos en tiempo de guerra.

Pero, luego, las latas estarán presentes en cada hogar del mundo, facilitando la alimentación de miles de familias. Hoy en día las latas se fabrican en materiales 100% reciclables, las latas de conserva siguen presentes en casi todos los hogares del mundo, y siempre representan una práctica alternativa para quienes desean simplificar su alimentación en su día  a día.

Leer más
Historia de las latas de bebidas

Historia de las latas de bebidas

Las latas representaron un gran avance tecnológico en el ámbito industrial a mediados del siglo XX. Además de convertirse en uno de los primeros envases en ser reciclados y reutilizados, las latas de bebida contribuyeron a acelerar el proceso de fabricación a escala de distintos productos.

Desde principios del siglo XX hubo intentos de envasar algunas bebidas en lata, una de las latas más reconocidas, de hecho la que ha tenido reconocimiento universal como la primera bebida en lata comercial fue la lata de cerveza Krueger.

Historia de la primera lata de bebida

La primera lata comercial, como ya te hemos comentado fue la lata de cerveza Krueger, esta no se conocerá hasta 1935. La Finest Beer fue básicamente la primera cerveza en venderse enlatada, y debido a la practicidad del envase, que resultaba más ligero que el vidrio, resistente a los golpes y fácil de transportar, el lanzamiento de la cerveza enlatada se convirtió en todo un éxito.

En solo un año la empresa logró vender 200 millones de latas de cerveza, para el momento existían dos modelos, las latas de tapa plana que para ser abiertas debía usarse un abrelatas, y las de latas que tenían un cuello similar al de las botellas de vidrio.

Evolución de las latas de bebidas

Entre la décadas de 1930 y 1940 ya se habían realizado miles de modelos de latas experimentales, en la búsqueda de perfeccionar el aspecto de la lata. Entre los avances que se lograron durante estos años podemos mencionar el fondo abovedado, que en general permitía mejorar la resistencia a la presión interna.

  • A finales de la década de 1930 se lanzan al mercado los denominados Crowntainer, estos se componían de dos piezas, el cuerpo y una cabeza bastante similar a las botellas de vidrio.
  • En 1948 de la mano de Pepsi-Cola en el mercado se comenzarán a ver los primeros refrescos enlatados.
  • En 1950 los refrescos en lata se consumían masivamente, y solo hasta 1959 Coca-Cola decidirá entrar al mercado de los refrescos enlatados, este mismo año hará su debut el envase de aluminio.
  • La década de 1960 será muy importante para las latas de bebidas, ya que, Ernie Fraze, quien para ese entonces era ingeniero de la empresa Dayton Reliable Tool Company, diseñará un sistema de apertura muy práctico para las latas, el sistema Easy-Tab.
  • Después de este gran invento, solo vendrán mejoras para las latas de bebida, el Easy-Tab sigue siendo implementado en las latas en la actualidad.
  • Además del surgimiento del sistema de apertura, se realizaron modificaciones en la estructura de la propia lata, logrando que estuviese constituida por tapa y cuerpo.
  • Otro avance fue el hecho de que para hacer el cuerpo de la lata, no se soldaba una lámina cilíndrica a la base. Sino que se usaba un método llamado extrusión por impacto, que permitió un gran ahorro en cuanto a materiales.

La Cerveza enlatada llegará a España en 1966, de la mano de la empresa Cervezas Cruz Blanca, establecida en Breda (Gerona). Impresión de calidad, nuevos tipos de tapa, reducción del peso, las latas experimentaron muchos cambios, hasta llegar a convertirse en las latas que hoy en día siguen siendo muy utilizadas.

Leer más